¿Cómo se transmiten?

Conocemos, al menos, tres formas de transmisión de las encefalopatías espongiformes:

1.- Las variantes familiares de estas enfermedades (que se transmiten por herencia familiar) demuestran la existencia de un factor genético que contradice en cierto modo la teoría de secuencia idéntica de las 2 formas. Se compararon clones del gen PrP procedentes de un paciente con la enfermedad de Gerstmann-Sträussler-Scheinker (GSS) con genes PrP obtenidos de la población sana, y se encontró que un par de bases era diferente. Este cambio en el codón 102 (P102L), era responsable de la sustitución del aminoácido nativo prolina (Pro) por leucina (Leu) en la proteína PrPc del paciente. Esta sustitución sería la responsable de la desestabilización de la estructura terciaria de la proteína y su transformación en agente patógeno. Determinadas mutaciones en el gen causan susceptibilidad a la enfermedad.

2.- Pero estas mutaciones pueden aparecer espontáneamente, producir el consiguiente cambio conformacional y causar la enfermedad. Las demencias por priones esporádicas son las más comunes (aproximadamente el 85% de los casos.

Las proteínas procedentes de genes PRNP mutados no adoptan su forma patógena nada más sintetizarse, sino más tarde. Se debe a que las mutaciones del gen PRNP hacen las proteínas PrPc más susceptibles a plegarse, pero llevaría cierto tiempo hasta que estas moléculas lo hicieran espontáneamente y se iniciara la enfermedad.

Inicialmente se asociaron tres enfermedades con mutaciones en el gen PRNP:
La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob familiar (fCJD).
El síndrome de Gerstmann-Stréessler-Scheinker (GSS).
El insomnio fatal familiar (IFF).

El mismo Prusiner ha encontrado hasta 13 mutaciones del PRNP con el desarrollo de la enfermedad.

3.- Los priones pueden ser transmitidos de un ser vivo a otro, enfermedades de origen iatrogénico (enfermedad del Kuru, CJD iatrogénico) de forma comprobada inoculándolos directamente al cerebro, la piel o el tejido muscular; y también a través de la alimentación (nvCJD, que es un tipo de iatrogénica).
Los priones ingeridos pueden ser absorbidos por las placas de Peyer del intestino que son parte del tejido linfoide asociado a mucosa. Este tejido presenta microorganismos al sistema inmune, facilitando la respuesta inmunitaria frente a éstos. Los priones serían captados del mismo modo.

Después de fagocitar la partícula, las células linfoides viajan a otros tejidos linfáticos, como nódulos linfáticos, bazo y las amígdalas; el prión podría replicarse en estos lugares. Muchos de estos lugares están inervados y el prión puede acceder a un nervio, ascender retrógradamente por el axón a la médula espinal y finalmente al cerebro.

Tanto neuronas como células gliales pueden propagar la enfermedad independientemente.

En el caso particular de la enfermedad iatrogénica por ingestión de material de riesgo infectado con BSE (nvCJD) plantea numerosas dudas:

¿Cómo una proteína sobrevive a los ácidos digestivos?

¿Cuánta cantidad de prión patógeno hay que ingerir para que aparezca la enfermedad? ¿Cuánto tarda en aparecer?

¿Cuánta importancia tiene la predisposición genética?

Dado que el músculo recibe inervación ¿es peligroso comer tejido muscular?

PREGUNTAS DE HOY:

¿Y no tendremos “la culpa” por engordar a herbívoros con harinas animales?

¿De donde han salido? ¿Han tenido los priones algo que ver en la evolución?

¿Cómo una conformación desconocida puede confundir de tal forma a los mecanismos de regulación celular?

3 pensamientos en “¿Cómo se transmiten?

¡Comenta y completa esta entrada con más información!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s