Un caracol a prueba de ‘bombas’

Hace poco leí esta noticia que me llamó bastante la atención, y que me llevó a dos conclusiones:

La primera de ellas es que la naturaleza nos sigue sorprendiendo a pesar de todos nuestros avances tecnológicos de los que tanto presumimos. La segunda que los gobiernos (y más concretamente el ejército en este caso) siempre intentan ” sacar tajada” de cualquier descubrimiento científico. Ahí va:

Un caparazón irrompible diseñado no con sofisticadas tecnologías, sino de forma natural. Esta resistente armadura pertenece a un pequeño caracol que vive en las profundidades marinas del Océano Índico y que, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, podría servir de inspiración para mejorar la protección de los soldados y de los coches blindados.

El estudio ha sido llevado a cabo por un grupo científico del Instituto Tecnológico de Massachusetts  (MIT). La concha de este caracol se caracteriza por estar formada de tres capas. Su particular estructura es resistente a la penetración y es diferente a cualquier otra protección de origen natural o inventada por el hombre.

Christine Ortiz, profesora del MIT y directora del estudio, explica que la capa externa está compuesta por gránulos de sulfuro de hierro. La segunda capa es una gruesa y orgánica y la más interna un estrato calcificado. Fue hallado cerca de zonas hidrotermales del Océano Índico, en las que la temperatura del agua es alta. Asimismo, hay acidez y se producen intensos contrastes de frío y calor, que el caracol puede sobrellevar gracias a la acción de la capa orgánica, que ayuda a regular su temperatura.

Esta armadura permite al caracol repeler potenciales ataques de un depredador que quiera romper su concha. Para medir las propiedades mecánicas del caracol el equipo del MIT intentó penetrar su concha con una herramienta con punta de diamante.

Estas simulaciones indicaron que la capa orgánica intermedia absorve gran parte de la energía, ayuda a disipar las fluctuaciones térmicas e impiden su fractura.

El estudio ha sido financiado en parte por el ejército de EE.UU. embarcado en las guerras de Irak y Afganistán, donde un gran número de soldados ha muerto sorprendidos por artefactos explosivos.

La investigación sobre este ‘supercaracol’ podrían ayudar a los científicos, según Ortiz, a un mejor diseño de los blindajes militares.

Anuncios

10 pensamientos en “Un caracol a prueba de ‘bombas’

  1. Dios qué asco da esta gente. Como comentábamos en “Los expertos predicen”, cada avance científico pasa antes por la lupa del ejército, no vaya a ser que se beneficien antes los somalíes desnutridos que los marines en Iraq.

    Respecto al caracol en cuestión, llamó mucho la atención esa capa orgánica intermedia entre dos auténticos armazones. La defensa frente a cambios de pH realmente impresiona.

    *NOTA: he añadido etiquetas. No se me ocurre en qué categoría meterlo, así que proponed una nueva, supongo que iría dentro de Biología pero cómo llamamos a la nueva sección?

  2. Y digo yo, ¿no sería cojodudo usar esta información para diseñar trajes de bomberos más seguros? Por ejemplo.
    Al fin y al cabo, nuestros adelantos no hacen más que imitar a la naturaleza. Los aviones son prótesis de alas. Es más, los “flas” de los aviones ya los diseñó Leonardo tomando como punto de partida sus estudios sobre el vuelo de las aves.

  3. Insisto en lo mismo. ¿Alguien me puede explicar la base biológica del chisme que ahora mismo estamos usando? ¿En qué se basa? ¿Cómo se llama? ¿no será I.A.?

    (Carlos, ojo con la ortografía)

  4. Pero qué dices, cómo van a construir trajes que ayuden a salvar vidas antes que balas que perforen tanques a kilómetros de distancia? Pero qué ocurrencias…

    Respecto a los ordenadores, efectivamente siguen el mismo esquema que un cerebro (entrada-procesador-salida) pero yo creo, de verdad, que se trata de un error gordísimo tanto el identificar ordenador-IA como el basar el progreso informático en conseguir máquinas cada vez más humanas.

    Lo primero, porque un ordenador es simple y llanamente una herramienta de cálculo, no hace absolutamente nada más. Nunca un avance en ordenadores estará enfocado a un campo distinto que aumentar su capacidad de cálculo, y a partir de ahí los extras necesarios para mejorar su rendimiento y prestaciones.

    Creo que hablar de IA supone hablar de máquinas capaces de ir más allá de los meros resultados matemáticos para imitar realmente el comportamiento arbitrario de un ser vivo. Las máquinas están para usarlas, no para que nos usen.

  5. Verás, mi marido, químico de profesión, matemático de 2ª titulación (ese era su mundo)e informático de afición, (de lo qué comía), decía que las máquinas estaban pensadas para quitar problemas.
    ” Si una máquina me da problemas, la quemo” Se referia a un coche, un ordenador, un aspirador o cualquier chisme. Por cierto, lo hizo en algún caso.
    Pero para pensar así, hay que pensar.
    ¿No estais hasta las narices de oirme “la máquina tonta”? Es que es tonta
    Es como el ESPASa en mi época. (Pregunta a tu madre que es el Espasa)

  6. ¿ Y si tu generación pesionara para que las nuevas tecnologías tengan otros usos?
    Las controlais mejor que nadie.
    Habeis nacido o crecido con el botón de internet incluido.
    Teneis toda la información, sólo la teneis que filtrar.
    Y para eso hace falta tener cerebro.
    ¿ no lo teneis? Yo creo que si. Sólo hay que activarlo.

  7. Al espasa calpe creo que todavía hemos llegado a usarlo (yo por lo menos sí^^).

    El problema es precisamente ese, que un ordenador es una HERRAMIENTA, un aparato para agilizarte las tareas, y nada más. Esa expresión de la máquina tonta no puede ser más acertada, porque por suerte de momento los ordendores tienen poco de inteligentes.

    Esperemos que el próximo caracol que descubran no tenga ninguna suerte de chip orgánico en la concha, porque entonces estamos apañados.

  8. No vi tu otro comentario. Es que es eso, y te pongo un ejemplo muy claro.

    Yo me pongo enfermo cada vez que alguien me llama por algo del ordenador. Cuando me acerco, lo primero que veo son abiertas quince ventanas de internet: que si el tuenti, juegos, descargas…

    Y entonces yo digo: para pasárnoslo bien sabemos usar el ordenador como dios, nos buscamos la vida como sea; ahora, para TRABAJAR en un ordenador (que es para lo que lo queremos, leches) nadie sabe nada, somos todos muy tontos y es culpa del ordenador. Coño, bien que sabes usarlo para divertirte, ¿no? Pues ale, aplícate el cuento y arréglalo solito.

    Sí, hemos nacido con el ordenador pegao al dedo, pero lo malo es que los más jóvenes no ven que es una herramienta fundamental de trabajo, con miles de posibilidades.

¡Comenta y completa esta entrada con más información!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s