Introducción general

Vamos a ver: se supone que los priones son proteínas (glucoprótidos, pues se anclan a la membrana) que modifican su estructura de tal modo que adquieren plegamientos espaciales muy ricos en lámina beta. La modificación parece estar producida al oligomerizarse, es decir, alcanzan niveles energéticos muy bajos que favorecen una inmensa estabilidad, de hecho, son inmunes a los ataques de proteasas. ¡OJO! No existe ninguna mutación en el gen que codifica el prión, el cambio es post-traducción, es decir, estructural.

La estabilidad que mencionábamos provoca que se acumulen en el sistema nervioso, de ahí su consideración de patógeno: producen el síndrome de encefalopatía espongiforme transmisible (EET). Vale, hasta aquí la teoría, que es muy bonita, pero francamente, luego empiezo a encontrar más datos y la teoría puede irse por donde ha venido… voy a intentar ordenarlo un poco.

En primer lugar, ¿es un ser vivo? ¿es un virus? La respuesta generalizada a ambas preguntas es no. La demostración recibió el Nobel allá por el 97. Stanley Prusiner, confundido debido a que enfermedades causadas por priones eran transmisibles, los sometió a alteraciones de proteínas y ácidos nucleicos. Resultó que perdían efectividad si se trataban con desnaturalizadores de proteínas pero no con los de nucleicos. Tampoco cedían ante enzimas que atacan ácidos nucleicos ni a rayos UV. La conclusión fue que el prión no poseía ADN, era proteico, y por tanto al no poseer genoma no podía ser un virus. ¿Por qué hay entonces casos de infección a otras especies?

En segundo lugar, el nombre de prión no hace referencia a la proteína anómala, aunque se haya estandarizado. Una proteína prión funcional participa en la homeostasis del catión cobre, implicado en procesos redox. De hecho, como señalábamos antes, dos de las formas de expresión del prión son proteínas transmembrana. Su metabolismo no se conoce con exactitud, pero al parecer si superan una concentración umbral comienzan a ocurrir patologías neuronales. Aquí surge la primera divergencia que he encontrado: algunos datos apuntan a que los priones anómalos desnaturalizan otras proteínas a modo de “infección”, sin embargo, otros estudios afirman que no exsite infección alguna, sino que es la sola acumulación lo que provoca daños cerebrales, sin afectar a proteínas sanas. ¿En qué quedamos? ¿Hay ya algún consenso?

Y llegamos a la parte por el todo, que a mí me ha descolocado. Seguramente sea por mis pocos conocimientos del tema, pero para eso tenemos un equipo de lujo. A ver: resulta que en el año 2003, Kandel identificó una proteína similar al prión, la CPEB. Está relacionada con procesos de traducción del mARN en la sinapsis neuronal, y también en la formación de la memoria. De hecho, los priones, menos susceptibles a la digestión enzimática, se convierten ahora en el candidato ideal para participar en procesos celulares de ese tipo, que requieren guardar información conformacional durante períodos prolongados.

Aquí entra en juego la genética inversa de la que hablábamos. Uno de los mecanismos de mutagénesis dirigida (y que no nombré, por cierto) se centraba en los ratones knockout: se le inactiva un gen, interrumpiendo o reemplazando su secuencia para observar los cambios fenotípicos. Existen dos mecanismos en los que no voy a entrar, pero sí nos conviene saber que se emplean vectores víricos para transportar la secuencia artifical de ADN, y que tiene desventajas, como que el gen alterado no manifeste cambios externos. De aquí se concluyó que los priones podrían ser responsables de inhibir la excitación excesiva de canales NMDA neuronales, que regulan el tránsito Ca2+ y Na+.

Todo esto ha llevado a postular a los priones como participantes en la memoria inmunológica, mecanismos de herencia de fenotipos, aumentando la diversidad genética al introducir regiones nuevas en los extremos del genoma… ¿¿pero esto qué es?? No he encontrado ningún estudio que certifique todo esto ¿son sólo conjeturas soltadas al aire para tratar de encontrar una solución frente a la posible capacidad de herencia de las proteínas? Si encontráis algún estudio que lo valide, comentadlo, porque yo no he encontrado nada… Expertos, aclaradme esto, decidme que estoy confudido, porque sino voy a acabar con un lío mental de órdago.

Anuncios

¡Comenta y completa esta entrada con más información!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s